martes, 1 de julio de 2014

Fiesta de Graduación de la generación 2008-2014 de la Escuela Ford


LA GRADUACIÓN NO ES EL FIN, ES EL PRINCIPIO.

por Mayra Gris de Luna

Terminas un ciclo, cierras un capítulo, te despides de personas y lugares que tal vez ya no frecuentarás, pero que han formado parte de tu vida por algún tiempo. Crecer duele.  Pero al mismo tiempo no puedes evitar entusiasmarte por la nueva etapa que próximamente empiezas. Nuevos sueños, nuevas metas y retos, nuevas personas y nuevos lugares. La aventura continúa. En la escalera todavía hay peldaños por subir.
Tiempo de graduación es tiempo de despedida, empiezas a darte cuenta de que disfrutabas las clases de “mate”, los muffins de la cafetería, te atemoriza pensar qué harás ahora sin el “Nerd” de la clase que te explicaba las ecuaciones, y hasta te preguntas si la vida no será muy aburrida sin los molestos “bullys”. Habrá compañeros que en efecto, no volverás a ver, pero muchos de ellos podrán seguir siendo parte de tu vida, y algunos de ellos, te acompañaran por siempre.  No importa dónde estén, no importa cuánto tiempo pase, se buscarán, se encontrarán, y formarán parte uno de otro de su misma esencia. Harán un sitio en Facebook para continuar la historia, donde aún con canas, seguirán siendo los mismos jóvenes de siempre.
El ciclo de la vida continúa, y muchas veces cada final es un nuevo comienzo, una libreta en blanco, una nueva oportunidad, ser como siempre has querido ser, hacer lo que siempre has querido hacer, cambiar lo que siempre has querido cambiar.











Contamos con la presencia de una ex-alumna que forma parte de la selección de fútbol femenil de México








Actividades dentro del salón de clases